Colombia

Cuando nos enfrentamos a una evaluación suelen aflorar nuestras inseguridades. Sin embargo, hay una forma en la que podemos aumentar nuestras posibilidades de éxito.

Organizando sesiones de estudio efectivas.

Incluir sesiones de estudio en tu rutina no solo te ayudará a mantener los conocimientos frescos; también garantiza que no tengas que desvelarte antes del gran examen. Por eso, recopilamos algunos consejos que harán que tus sesiones de estudio sean altamente efectivas.

¿Preparado? Sigue leyendo

                       

Todo empieza en clase

Prestar atención en clases donde aprendes inglés, es un factor clave para tus sesiones de estudio. Pues estar alerta cuando recibes una información y codificarla de manera correcta te ayudará a comprenderla más tarde.

Divide y vencerás

Fragmenta el material para recordarlo, pues tu memoria a corto plazo tiene límites. Organizar bien tus notas con encabezados y subrayando palabras clave en tu clase de inglés, te facilitará el trabajo más tarde.

                      

Las listas, tus nuevas mejores amigas

Haz una lista de pendientes antes de empezar a estudiar inglés. Esto evitará que tu mente se distraiga con actividades que planeaste para el fin de semana, el paseo que le debes a tu perro o la llamada que está esperando tu abuela.

Una vez que termines la jornada de estudio, revisa la lista y resuelve todo lo que tengas pendientes para evitar que se acumulen.

Acostúmbrate a releer

Revisar tus notas después de clases te ayudará a asegurarte que comprendiste todos los conceptos. Si encuentras alguna duda al respecto, márcala y tendrás un recordatorio para preguntarlo en la próxima clase de inglés.

Elimina las distracciones

Asegúrate de tener todo lo necesario antes de empezar a estudiar inglés (lápices, hojas en blanco para hacer esquemas, libros, resaltadores y otros materiales) y alejándote de ruidos y estímulos visuales que puedan interrumpir tu trabajo, por ejemplo tu teléfono.