Colombia

Aprender inglés  no es para nada sencillo; sin embargo, las exigencias académicas y laborales de la sociedad actual hacen que sea casi imprescindible tener algunos conocimientos básicos de idiomas. Específicamente de inglés.

Los cálculos más recientes sugieren que alrededor de 375 millones de personas hablan inglés como lengua materna, y posiblemente otros 375 millones como segunda lengua. Además, más del 80% de la información mundial resguardada tecnológicamente está en esta en el inglés, y dos tercios de los científicos publican sus investigaciones en inglés.

                                                                                                                                                                                                                                                                    
Recientemente, un grupo de lingüistas de la Universidad de Cambridge elaboró una lista de los errores más comunes que cometemos los hispanohablantes cuando estamos dando nuestros primeros pasos en el inglés. Por eso, para ayudarte a superarlos los recopilamos en un artículo.

¿Quieres descubrirlos? ¡Sigue leyendo!

Se nos olvida el sujeto

Las diferencias entre las reglas gramaticales del inglés y el español son sumamente importantes. Por ejemplo, en inglés el sujeto nunca puede omitirse y siempre debe aparecer delante del verbo.

Recuerda verificar esto cuando estés construyendo tus oraciones.

                     

¿Qué hago con el adjetivo?

En español estamos acostumbrados a usar los adjetivos de forma flexible; aprovechándonos de ello para  colocar el adjetivo tanto delante como detrás del nombre. Sin embargo, en inglés el adjetivo debe colocarse siempre antes del nombre. Memoriza esta regla y verás cómo en poco tiempo se vuelve parte de tu día a día.

Una sola preposición puede cambiarlo todo

Mientras que en español utilizamos la preposición “en”, en el inglés existen tres variables diferentes: “in”, “on” y “at”. Cada una de ellas se usa en un contexto diferente; aprende a diferenciarlas y evita confusiones.

¿Plurales confusos?

En el español es muy fácil identificar un plural: Generalmente tienen una “s” al final para indicar su número, ¿cierto? En ingles, es muy diferente. Los plurales irregulares no siempre cuentan con ese indicador final; sin embargo, los hispanoparlantes tenemos la costumbre de agregarla para cumplir con la regla que forma parte de nuestra gramática.

                     

Aprende a preguntar

En español es muy común el uso del “cómo” a la hora de hacer preguntas; sin embargo, su equivalente en inglés, (how) sólo entra en uso en determinadas situaciones. Por ejemplo, en español preguntamos “¿cómo te llamas?” pero en inglés es incorrecto decir “How is your name?”.  Así que si sientes la tentación de usar el famoso “cómo”, detente y haz memoria.