Colombia

Todos tenemos un ritmo de vida extremadamente agitado. El trabajo, los niños, ir de compras, las listas de pendientes, sacar tiempo para los amigos, visitar a la familia, entre otros van haciendo mella en nuestros niveles de energía. 

Si además de eso, estás aprendiendo inglés y no sabes cómo hacer para maximizar tu tiempo, tenemos algunos consejos que seguramente te ayudarán a optimizar tu proceso de aprendizaje.

                 
                                                                                                                                                                                                                                                                            

1. Dedica un tiempo al día

Seamos honestos. No vas a avanzar si no te lo propones. Por eso es importante que dediques una cantidad de tiempo al estudio del idioma. En esta carrera, la clave está en la constancia; así que es clave que mantengas un bloque de tiempo disponible para dedicarle al estudio.

Además, si implementas este hábito en tu rutina diaria, a tu cerebro le será más fácil entrar en “modo estudio” y podrás aprovechar al máximo el tiempo invertido.

         

via GIPHY

2. Aprende 4 palabras en inglés cada mañana

En la mañana, mientras desayunas o haces el traslado hacia tu lugar de trabajo, piensa cuatro palabras en tu idioma que no sepas en inglés y escríbelas en un cuaderno. Usa un diccionario o Internet para buscar el significado de las palabras en inglés y conviértelas en tu vocabulario del día.

A ese ritmo, estarás aprendiendo un total de 28 palabras nuevas a la semana, ampliando tus horizontes a la hora de comunicarte.

                     

3. ¿Eres de mañanas o noches?

¿Funcionas mejor por la noche o por la mañana? Decide cuándo te encuentras en mejores condiciones para aprender inglés fácilmente. Esto no solo te ayudará a descubrir el momento del día en el que eres más efectivo, sino que te ayudará a sacarle el mayor provecho a tus horas de estudio.

                   

4. Encuentra tu método

Los niños aprenden su lengua materna inmersos en los diferentes aspectos del idioma; trata de que tu aproximación al inglés sea parecida. Algunas cosas serán más fáciles que otras, pero todas ellas son muy importantes. Trata de apoyar tus lecciones con algunas cosas que te ayudaron a aprender tu propio idioma; intenta recordar qué método te resultaba más fácil. Por ejemplo, si te parecía fácil aprender leyendo en el colegio, trata de encontrar libros fáciles en inglés para leer y aumenta así tu confianza, tu vocabulario y la comprensión. O si disfrutabas con la gramática, busca ejercicios que te ayuden a sacarle provecho a ese potencial.

                   

5. Repasa la lección y apuntes después de cada clase

Al final de la clase, no olvides repasar los aspectos más difíciles de cada lección. Si hay palabras que no sabes, escríbelas y revísalas más tarde. Al día siguiente intenta repasar escribiendo lo que has aprendido o hablando con algún compañero para recapitular la clase anterior.

Otro aspecto positivo de esta técnica es que, repasando a diario, tendrás menos material por revisar antes de un test o evaluación.