Colombia

Manejar otros idiomas como el inglés, aumenta considerablemente las posibilidades de acceder a un empleo (hasta un 40%), y sigue siendo uno de los puntos flacos de muchos profesionales.

Dominar otro idioma además del nativo es un valor diferencial clave, pues las empresas siguen buscando formas de extender sus fronteras, por lo tanto, necesitan profesionales capaces de comunicarse y entenderse en otras lenguas.      

De hecho, el 26% de las ofertas de empleo actuales exigen, como mínimo, hablar un segundo idioma, siendo el inglés el más demandado. También son especialmente valorados el francés, alemán, el chino o el árabe.

En la actualidad se calcula que hay unos 1.200 millones de personas aprendiendo una lengua extranjera. Por eso recopilamos algunos consejos que te serán de gran ayuda en el proceso de aprendizaje. ¿Preparado? ¡Sigue leyendo!
          

Aplica lo que ya sepas

Este consejo es ideal cuando tu lengua nativa u otra que domines, y tienen el mismo origen o se relacionan con la nueva que quieres aprender. Por ejemplo, el español y el italiano. Ambas lenguas comparten estructuras gramaticales e incluso puede haber términos que sean similares.

Si es el caso, aplica los conocimientos que ya tengas para construir las frases en la nueva lengua, porque te serán muy útiles.

Aprende las palabras más comunes

Aunque ningún estudio coincide en un número específico, todos los idiomas tienen un número de palabras que suelen convertirse en las más usadas. Si quieres aprender inglés, la cifra varía entre 100 y 250 términos. Si los conoces, serás capaz de dominar entorno al 50% de la comunicación oral.

           

Ponte retos

No hay nada que motive más a las personas que marcarse una meta, ¿cierto? Márcate los objetivos que quieres lograr semanal o mensualmente. Cuando descubras que vas logrando todo lo que te has planteado, te sentirás con más fuerza para aprender inglés.

Busca a alguien con quien aprender

Si además de ponerte retos a ti mismo, “compites” con otra persona, te motivarás mucho más. ¿No tienes a nadie en tu entorno que esté aprendiendo inglés? Únete a  algunas de las plataformas o apps móviles que hay para aprender una lengua. Muchas de ellas tienen rankings con puntuaciones para que los usuarios compitan entre sí.

Cualquier momento es bueno

Una rutina diaria donde tengas un horario fijo para tus lecciones, cualquier momento puede ser bueno para seguir mejorando. Oblígate a pensar en ese idioma, usándolo con tu familia o compañeros de piso. También puedes cambiar el idioma que traiga por defecto tu ordenador o tu móvil. ¿Una opción diferente? ¡Trata de entender las canciones que escuchas a diario!