Colombia

Ya te inscribiste en clases de inglés, tienes los profesores ideales, un método comprobado y un riguroso horario de estudio…

Pero, ¿por qué sientes que no avanzas?

A veces no basta con reunir los factores que citamos en otras notas. Contar con un ambiente para estudiar  es clave para aprender rápida y eficazmente. Por eso, para ayudarte a avanzar en el aprendizaje del inglés, te recomendamos que tengas en cuenta estos aspectos a la hora de construir el ambiente perfecto para repasar tus lecciones.

           

Determina el lugar

Elige un sitio en tu casa u oficina al que puedas tener acceso independientemente, sin incomodar a otras personas y donde puedas crear un espacio propio. Esta condición no es imprescindible, de hecho hay quienes prefieren un lugar “móvil” y acuden a una biblioteca o cafetería; pero ten en cuenta que habrá días en los que el estado del tiempo u otras condiciones podrían afectar tu acceso al estudio.

Claridad y ventilación

Asegúrate de que el lugar que elegiste para estudiar tenga buena luz y ventilación. Una ventilación pobre puede ocasionar dolores de cabeza, cansancio y malestar general. Estar en un ambiente claro con una temperatura agradable facilitará asociaciones positivas y ayudará a memorizar el contenido repasado.

        

Disponibilidad de materiales

Ten a mano todos los materiales necesarios para estudiar, por ejemplo, un bloc o cuaderno de notas, lápices o bolígrafos, un rotulador fluorescente, buen acceso a Internet, diccionarios y tus notas de clase. Si utilizas herramientas online, asegúrate de guardarlas en tu navegador, dentro de tus favoritos o en un archivo de estudio.

Comodidad

Es importante sentarte en una silla recta y apoyarte en una mesa aproximadamente a la altura de tus codos (estando sentado). Esta posición no provocará dolores en las muñecas o en hombros más adelante. La idea es que estés cómodo, pero sin llegar al punto en que te duermas.

Mantén una buena postura y evita a toda costa sentarte en butacas grandes o acostarte en sofás, tumbonas o camas.

           

Personalidad

Ahora que tienes el espacio y el mobiliario, ¡decóralo! Tu zona de estudio ideal debe ser acogedora y reflejar tu estética o preferencias.

Dile NO al “multitasking”

En la sociedad de hoy es casi imposible dejar de hacer varias cosas a la vez. Estamos online 24×7, somos madres o padres, profesionales y estudiantes al mismo tiempo, así que es difícil no estar haciendo varias cosas al unísono. Sin embargo, cuando estés estudiando, haz todo lo posible por llevar a cabo solo una tarea a la vez.

           

Evita las distracciones

Determina qué tipo de ambiente afecta tu aprendizaje. ¿Prefieres música de fondo o escuchar tu banda favorita a todo volumen con audífonos? ¿Prefieres silencio absoluto o ruido ambiental?

Es importante conocerte a ti mismo y saber qué funciona para ti. Por otro lado, hay distracciones indudables, como el uso de redes sociales: No revises tus cuentas ni tus correos mientras estudias. Si vas a usar el Internet, hazlo como herramienta investigativa para apoyar tu estudio mientras aprender inglés se convierte en tu rutina diaria.

¿Nuestra recomendación? Bloquea temporalmente el acceso a tus redes sociales para permitir un enfoque total durante el tiempo de aprendizaje.

Tu cuerpo importa

Ya estás casi listo. Hablamos de tu concentración y los factores externos que pueden afectarla, pero ¡no te olvides de tu cuerpo! Tu mente estará activada por el estudio, pero no puedes descuidar tu cuerpo. Mantén siempre una botella de agua fresca en tu zona de estudio y si tiendes a estudiar por varias horas, ten alguna merienda saludable a mano, como frutas o galletas.

Te puede interesar: ¿15 maneras diferentes de decir "hola" en inglés?