Colombia

Desde muy pequeños nos enseñan que la concentración es un factor clave a la hora de estudiar.

Sin embargo, a veces necesitamos algunos consejos que nos ayuden a mejorar nuestras habilidades en este texto; por eso, hoy te traemos algunos tips que te ayudarán a sacarle el mayor provecho posible a tus clases de inglés.

             

Tu higiene del sueño importa

Aunque seas capaz de amanecer estudiando, es imposible concentrarse y  retener más sin una buena y reparadora jornada de sueño. Además, amanecer estudiando puede ser contraproducente, pues puede llevar a que la materia estudiada se convierta en recuerdos confusos.

¿Callado = Concentrado?

Para muchos estudiantes es imposible estudiar sin un mínimo de silencio. Sin embargo, hay estudios que afirman que estudiar con un hilo musical instrumental de fondo o escuchando ruido blanco, puede ayudarte a mejorar tu concentración. Descubre a cuál de estos grupos perteneces y ajusta tu rutina de clases de inglés.

Date tiempo de descansar

Nadie puede estudiar por largos períodos de tiempo sin perder la concentración. Organiza tus jornadas de estudio en períodos cortos separados por un pequeño receso, Aprovecha estos recesos para refrescar tu mente y volver al estudio con energías renovadas.

Aprovecha los colores

Desde nuestros primeros años en la escuela los marcadores de colores y el subrayado son herramientas que siempre están a la mano a la hora de estudiar inglés. Usar colores diferentes para identificar ideas principales y secundarias, así como separar los datos más importantes en pequeñas secciones son excelentes formas de facilitar tu proceso de aprendizaje.

             

Una cosa a la vez

En la era del multitasking, es importante separar los temas. Por ejemplo, si tu objetivo del día es la gramática, evita mezclar otros temas. Así garantizas mayor efectividad de recordar toda la información estudiada en tus clases de inglés.

El que no se prepara va directo al fracaso

¡No estudies en el último minuto! Tiene mucho más sentido empezar a preparar todo el contenido con días de anticipación, de esta forma puedes ir a tu ritmo y dedicarle mayor tiempo a los temas que te parezcan más difíciles, y solo así te sentirás seguro en tu clase de inglés.

Te puede interesar: 4 razones para escribir un blog en inglés