Colombia

Quizás no has tenido la oportunidad de aprender inglés, pero eso no quita que hayas decidido regalarle esta herramienta a tu hijo.

El hecho de que no manejes el idioma no quiere decir que no puedas convertirte en parte importante de su aprendizaje. Por eso, hoy te contamos algunas formas en las que puedes ayudarle aún si no hablas ni una palabra de inglés.

¿Preparado? Sigue leyendo

          

¡Pídele a tu hijo que te enseñe un poco de inglés!

A muchos niños les encanta hacer el papel de adultos, así que ¡Permítele al tuyo convertirse en el profesor por un rato! Esta práctica no solo mejorará la autoestima de tu pequeño, pues estará en posición de enseñarle algo a papá y mamá; también le estarás brindando una oportunidad perfecta para practicar inglés. ¿No sabes por dónde empezar? Hazlo con algo sencillo como un tour por las habitaciones de casa o identificar los colores y nombres de sus juguetes favoritos.

Otras ideas divertidas son permitirle que te enseñe su canción favorita o hacer una edición especial de la hora de lectura y darle protagonismo a su cuento favorito en inglés.

           

Usa la tecnología

Otra manera de ayudar al progreso de tu hijo con el inglés es a través de la tecnología. Hoy en día hay muchos recursos especializados que están al alcance de tus manos. Los audiolibros, o cuentos acompañados de material auditivo, son una elección práctica a la hora de leer juntos sin que la diferencia de conocimientos afecte el tiempo que pasarán practicando ¿Otras opciones que puedan compartir juntos? Dibujos animados o programas infantiles en inglés, ¡Por supuesto!

No permitas que el hecho de no hablar inglés haga que te pierdas de una aventura junto a tu hijo ¡Hay muchas maneras de ser parte del proceso de aprendizaje!

 

Te puede interesar: ¡Descubre 5 extrañas palabras en inglés!