Colombia

Practicar inglés es fácil ¡Incluso si no tienes a nadie que te ayude! No estamos exagerando.

Aunque el mejor escenario para mejorar el inglés oral es conversar con un hablante nativo, es un escenario que puede paralizar a cualquier estudiante. Lo bueno es que siempre puedes mejorar el inglés oral, por eso tenemos estas cuatro actividades que puedes incorporar a tu rutina diaria para mejorar tu fluidez y aprender inglés!

¿Preparado? ¡Entonces sigue leyendo!

        

Piensa en inglés

Para muchos estudiantes, lo más difícil de hablar en otro idioma es aprender a pensar en él. Si piensas en español y tratas de hablar en inglés, estarías traduciendo.

La solución es pensar en inglés. Esto es algo que puedes hacer en cualquier momento. ¿No nos crees? Date un momento para pensar en inglés sobre tu rutina diaria o cómo pedirías tu comida favorita un día de domicilio. Otra opción es buscar y aprender significados de palabras en un diccionario en inglés; verás como poco a poco usas menos el español.

Habla contigo mismo

Cuando estés solo en casa (o en cualquier otro lugar), puedes practicar inglés con la mejor persona del mundo: ¡Tú mismo!

Si ya estás pensando en inglés, verbaliza tus pensamientos o lee en voz alta. Cualquier práctica es válida, incluso si no tienes a nadie que corrija tus errores. Con acostumbrarte a hablar inglés a diario irás ganando confianza en tus habilidades verbales.

Usa un espejo

Ya te contamos sobre las bondades de hablar contigo mismo. ¡Llévalo un paso más allá y dedica algunos minutos a mirarte en un espejo mientras hablas! Elige un tema, configura un temporizador con 2 o 3 minutos, y habla.

La idea de este ejercicio es que prestes atención a tu rostro y lenguaje corporal mientras estás hablando. Eso sí, ¡No te detengas! Si no sabes cómo se dice una palabra, trata de comunicarte de otra manera.

           

Siempre habrá tiempo para buscar la pronunciación de esa palabra difícil luego de los 2 o 3 minutos de conversación. Este tipo de prácticas te ayudarán a determinar cuáles son las clases de palabras y oraciones en las que encuentras mayor dificultad.

Te puede interesar: ¿Cómo mejorar tu concentración a la hora de estudiar?