Colombia

Las siglas ROI “Return On Investment” quieren decir Retorno de la Inversión.

Más precisamente, el retorno de la inversión en la capacitación que la empresa pague a los empleados. Este es uno de los temas más relevantes en cuanto a capacitación se habla, pues es lo que deja ver si la capacitación pagada fue efectiva y eficaz.

          

¿De qué sirve la capacitación?

Capacitar significa proporcionar información y herramientas que permitan al empleado ver las cosas en forma diferente y aplicar los nuevos conocimientos en su área laboral. La capacitación del personal es lo que genera los cambios en una empresa. Estos cambios no son únicamente económicos sino que además, generan actualización, lealtad del empleado, buena imagen corporativa y reforzamiento en los equipos de trabajo.

3 pasos para medir el ROI de tu empresa:

1 – Pregunta a los trabajadores: Realiza una encuesta en la que incluyas preguntas como: ¿Aprendieron algo?, ¿El aprendizaje fue útil?, ¿Qué cambios notan después de la capacitación?.

2 – Medición del aprendizaje: El siguiente paso consiste en evaluar a los empleados para saber si han obtenido las habilidades y conocimientos para llegar a las metas esperadas por la empresa.

3 – Resultados: La última etapa es medir el impacto en el negocio. Aquí es donde es necesario analizar si el programa de capacitación ha logrado los objetivos que buscábamos para el crecimiento o mejora de la empresa.

Buena capacitación = Altos beneficios

Si una capacitación fue llevada a cabo correctamente y el empleado mejoró sus habilidades, muy probablemente la empresa tendrá dos impactos positivos en lugar de uno solo:

Retorno eficiente de la capacitación: Ahorros logrados en el costo de la capacitación vs el desempeño del empleado.

Retorno eficaz de la capacitación: Beneficios extras que se generan en la persona al ser capacitada.

Es fundamental recordar que la capacitación no es un fin, sino un medio a través del cual se pueden alcanzar los objetivos de la empresa.